COMO INFLUIR DESDE EL DISEÑO EN PROYECTOS DE INNOVACIÓN SOCIAL

El presente artículo, pretende evidenciar como desde el diseño, se puede influir en proyectos económicos y empresariales, de alto impacto social, para ello se explicará como mediante tres herramientas que deben aplicar los diseñadores, y conforme a la experiencia en diversos proyectos de IDEO, la más reputada consultora internacional en generación de innovación y diseña, impulsora de la metodología “DesingThinking”, en la que ha explorado los límites del diseño, buscando un alto impacto social, se pueden desarrollar productos y/o servicios que lleguen a la mayoría de la población mundial.

Los diseñadores, suelen estar facultados para tomar decisiones, que en la mejor de las ocasiones generan un alto impacto. Es más, muchos de los diseñadores tienen el anhelo de crear tendencia en la sociedad, teniendo que asumir cada vez desafíos mayores y pretenden alcanzar un mayor nivel de impacto en la sociedad en general.

No obstante, aun con la mejor intención, la gran mayoría de los trabajos de diseño, no alcanza más que al 10% más rico de la población mundial. Los pobres del mundo se ven obligados a pagar una “multa de pobreza”, que les supone tener que pagar entre 5 a 25 veces más, ponderándolo por sus ingresos, por los mismos servicios que en el mundo desarrollado. Recientes iniciativas como “Diseño para el otro 90%” de Cooper Hewitt, hacen hincapié en las necesidades que tiene el 90 % de la población de un diseño low-cost, para hacer accesible a la mayoría de la población mundial soluciones que se consideran básicas para el 10% del resto de la población mundial.

Con esta conciencia, es el momento para los diseñadores a reconocer la oportunidad no sólo para crear productos para el mercado global, sino también para los marginados y desfavorecidos. Los diseñadores tienen una oportunidad de crecer más allá de la esfera de productos y servicios para el mundo desarrollado, y crear diseños para aliviar los problemas sociales, tales como tener acceso a beber agua, oportunidades de educación para todos, (como el caso reciente del profesor de Ghana, que enseña informática en una pizarra, en un colegio sin ordenador), o introducir mejoras para hacer accesible la tecnología médica y sanitaria, por nombrar tan solo algunas de estas necesidades globales, que con el diseño, pueden hacerse accesibles.

Así es necesario en los procesos de diseño, emplear tres, elementos fundamentales que hacen una fuerte contribución de impacto social:

  • Empatía.
  • Narración o como es más conocido actualmente “storytelling”.

La Empatía.

Los desafíos de impacto social son inherentes sobre las personas. En consecuencia, las empresas y organizaciones, están comprometidos en conseguir un cambio en la vida de las personas que atienden. La empatía, abunda en este entorno, sin embargo, se ha descubierto que, para estas organizaciones, introducir un enfoque de diseño, puede ser una poderosa herramienta para descubrir nuevas oportunidades. Algunas organizaciones del sector social, como muchas empresas, tradicionalmente han abordado las necesidades y problemas con una mentalidad demográfica de las personas. Para los diseñadores, sin embargo, la empatía es el proceso de conocer la experiencia de los individuos con un nuevo producto o  productomejorado, con un servicio o en un espacio, que se pretenda mejorar. Existen docenas de métodos de investigación que comparten todos en última instancia el objetivo de lograr empatía con las personas y comprender a través de sus ojos como es su experiencia.

Así por ejemplo la empatía, ha sido empleada  en un proyecto conjunto entre IDEO y la organización International Development Enterprises “iDE”, una organización internacional sin fines de lucro que viene ayudando a los agricultores pobres durante más de 25 años y son expertos en comprender a sus usuarios, para atender las necesidades de los pequeños agricultores en Etiopía. Para entender cómo hacer una diferencia en las vidas de estos agricultores, el equipo de diseño de IDEO, en colaboración con iDE, visitaron una aldea rural. Uno de los agricultores, Roba, describió su lucha para pagar la escolarización de sus siete hijos. Hablaba con un tono muy abatido y desesperado y mínimamente estaba involucrado en conversaciones con el equipo. Con el fin de forjar una mayor conexión con los lugareños, el equipo eligió una estancia de la casa donde se instaló, experimentando de primera mano dentro de la comunidad la rutina de su día a día, “conseguir agua, arar los campos, conocer con las familias, incluso pasar la noche en el pueblo”. Cuando los aldeanos despertaron a la mañana siguiente, estaban increíblemente asombrados al ver que los visitantes seguían allí. En ese momento, el equipo experimentó un cambio en su capacidad de conexión con los aldeanos. Cuando se entrevistó de nuevo a Roba, este cambión el tono de la conversación de forma drástica. Expresó su nueva voluntad de compartir sus esperanzas para el futuro y sus planes para conseguir que su familia saliese de la pobreza. Conversaciones como esa, sirvieron como inspiración para guiar el proyecto hacia las microfinanzas y otras estrategias de reducción de la pobreza que podrían utilizarse en las comunidades campesinas. Basándose en esta investigación, el iDE diseñó programas de microfinanzas que permiten la devolución del préstamo de forma compaginada con el flujo de ingresos cíclicos que tienen los agricultores, en lugar de requerir pagos semanales.

El Prototipado

El siguiente paso es la generación de concepto y refinamiento, o en terminología de diseño, el prototipado. Un enfoque de realización de prototipos de forma estimativa, rápida e iterativa, puede aportar gran valor a los proyectos de impacto social. Los prototipos, permiten la exploración rápida y barata de posibles soluciones para desafíos de diseño. La mejor manera de probar una serie de conceptos de “Tormenta de Ideas”, es que sean reales. Puede tomarse la forma de modelos físicos o experiencias de “Juegos de Rol”, cualquier cosa que haga pasar una idea de una descripción a un concepto articulado. Los prototipos no son un resultado del trabajo del proyecto, son los vehículos que permiten que el equipo piense en soluciones e imaginar alternativas. No hay necesidad para “hacerlo bien” la primera vez; el proceso de diseño requiere exploración y funciona mejor con múltiples vías de oportunidad.

Un caso en el que el prototipado, se demostró una herramienta clave para proyectos de Innovación social, fue cuando el equipo de IDEO, colaboró con KickStar para rediseñar una bomba de micro riego para los agricultores en África, tenía como desafío reducir los costos de producción sin sacrificar la calidad percibida por los agricultores de la bomba. En el transcurso de tres meses, el equipo desarrollo cerca de 75 prototipos. Algunos eran simples, hechos de papel o de bloques de Lego, otros eran funcionales, hechas de acero o creados mediante cualquier software 3D. Cada prototipo se construyó para responder una única pregunta o un requerimiento puntual, y el nivel de resolución variaba en consecuencia. La creación de prototipos permitió al equipo explorar las posibilidades de una idea (barato y rápido), además de ser inspiradores de nuevas ideas. Cada prototipo posterior respondió a los resultados de las versiones anteriores, dando como resultado final del proyecto un concepto final que inspiró confianza en su capacidad para satisfacer las intenciones de KickStart.

El Storytelling

En el contexto de proyectos de impacto social, se puede constatar con una creciente claridad que un gran concepto no comienza en sí mismo. Para conseguir verdaderamente el impacto deseado, el concepto deberá acompañarse con una convincente historia, que conecte todas las partes interesadas en la misión amplia de alcance del proyecto. Aquí, el tercer elemento fundamental del diseño, la narración, puede convertirse en la mayor contribución de los diseñadores. Los diseñadores, son expertos en sintetizar grandes cantidades de información e identificar los elementos centrales. Después de todo, aportando ideas a la vida a través de medios visuales y físicos que ejemplifican que todo tiene diseño. El Storytelling aporta junto con el prototipado y la empatía el mensaje de que juntos se logrará actuar, asegurando la implementación y consolidación. Los diseñadores a menudo emplean una variedad de medios para transmitir un mensaje: material impreso, fotografías y videos, interacciones digitales, herramientas de diseño y comunicación persona a persona, que conforman todos ellos una amplia batería de herramientas para mostrar un concepto.

Cuando un equipo de diseñadores de IDEO, participó en el concurso “Innovar o morir” (organizado por Google), el objetivo era iniciar un dialogo. El concurso era un desafío para diseñar un sistema a pedales con gran impacto ambiental. El equipo de IDEO, ganó el concurso, en gran parte debido al uso eficaz de la narración para mostrar el proceso de diseño y el concepto final. La obra ganadora, “El Aquaduct”, es un vehículo prototipo para el mundo en desarrollo, que almacena, transporta y filtra el agua. Uno de los miembros del equipo de diseño se dedicó en exclusiva a relato de la historia, que fue encajando en un contexto lleno de necesidades humanas y los comportamientos existentes alrededor del agua en el mundo en desarrollo. El concepto se realizó físicamente de una manera que capturó la imaginación del público: el modelo de trabajo era funcional, pero se enfatizó la estética, sobre la tecnología con el objeto de captar la atención hacia la potencialidad del diseño para solucionar el problema.

video-aquaduct-en-youtube

Presentar este concepto dentro del contexto de una crisis mundial del agua, con atractivas imágenes, música y guion, el equipo creó un video para capturar la imaginación del público. Si bien no pretende ser la única solución a la falta de agua potable de la que se dispone en las zonas rurales de los países en desarrollo, el prototipo de Aquaduct y el video https://www.youtube.com/watch?v=-U-mvfjyiao sirvieron para crear conciencia sobre este problema mundial cada vez más grave. De hecho, el video ha sido visto más de 750.000 veces en youtube.com, provocó casi 4.000 comentarios y apareció en decenas de blogs, así demostrando el poder de la narración para efectivamente crear conciencia alrededor de las necesidades de recursos limitados de comunidades en el mundo en desarrollo.

Conclusiones

Empatía, prototipado y storytelling, son el núcleo del pensamiento de diseño “DesingThinking”. Estas tres herramientas proporcionan una base y punto de partida para que el diseño pueda comprometerse con cualquier proyecto y son de especial importancia cuando se trata de impacto social. Las relaciones con las organizaciones sin fines de lucro y las empresas sociales se alimentan y fortalecen por la aplicación de estas herramientas a los retos planteados por estas áreas de innovación social. Cuestiones tan arraigadas como el suministro de agua y saneamiento, mejora de la agricultura y salud, son servicios que se están abordando desde nuevos puntos de vista, acercándose al diseño. Se están formando nuevas alianzas para combatir los problemas más grandes del mundo, que es acercar servicios y productos al 90 % de la población que no vive en regiones industrializados, y a ello el diseño aportará una alta contribución.

 

Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *